• Valeria López Sedó

¿Cómo trabajar con influencers y no perder dinero en el proceso?

En colaboración con Guille Escalante

Con el crecimiento de las redes sociales en la última década, también vino el crecimiento de una nueva figura: los “influencers” o “influenciadores”, quienes, como su nombre lo dice, tienen influencia sobre las personas que les siguen.


Aunque este perfil se ha mezclado con el de algunas figuras públicas de menor escala como presentadores de televisión, locutores de radio o modelos, muchas personas han creado una audiencia digital por el tipo de contenido que publican o simplemente porque tienen una personalidad atractiva para un grupo de personas en específico.


Existen muchísimos tipos de influencers y los hay en casi todas las industrias: estilo de vida, tecnología o temas de “nicho” específicos como bienes raíces, diseño o innovación. Lo que todos tienen en común es ser una figura de referencia para sus seguidores en los temas de los que conversan en sus perfiles en línea, generalmente de una manera mucho más cercana y genuina que otro tipo de figuras públicas a las que veníamos acostumbrados.


Este vínculo especial y cercano con sus audiencias es lo que convierte a estos influencers en una herramienta poderosa para el marketing digital de muchísimas marcas, porque es como tener a un amigo o alguien cercano contándote sobre un producto o servicio que le gustó o le funcionó para satisfacer una necesidad en específico.


¿Cómo buscar al influencer ideal para mi negocio?

Es importante aclarar en este punto que trabajar con influencers es, por lo general, una estrategia de reconocimiento de marca más que de ventas, y que, entonces, este propósito debe de alinearse con lo que estoy buscando para mi marca.


El primer paso siempre será pensar sobre cuál es el objetivo de mercadeo que quiero lograr y el porqué tener una alianza de este tipo. Además, recomendamos que tengas un conocimiento sobre cuál es el público meta de mi marca y a quienes quiero alcanzar con este tipo de alianzas. ¿Estoy buscando alcanzar a un nuevo público, alcanzar más personas dentro de mi público actual o simplemente generar más confianza en mi marca en las personas que ya la conocen? La respuesta a estas preguntas definirá la dirección de la estrategia, en tanto la audiencia que escojamos como meta deberá coincidir con la audiencia de los influencers con quienes decidamos trabajar.


Aquí es importante considerar también que existen dos tipos de influencers: los micro influencers y los influencers grandes. Los micro influencers son aquellas personas que tienen menos de 10.000 seguidores y que, por lo general, atienden nichos de mercado mucho más específicos con un nivel de confianza mucho mayor. Por ejemplo, un emprendedor que hable sobre innovación y startups.


Por otro lado, los influencers grandes son aquellos que tienen más de 10.000 seguidores y que, algunas veces, llegan a audiencias un poco más amplias pero tienden a solicitar contratos más caros. Por ejemplo, una presentadora de televisión que también habla sobre moda, belleza y estilo de vida.


Ya sea que termines escogiendo uno u el otro, lo importante es asegurarte que la audiencia de esa persona calce perfecto con lo que estás buscando para tu marca. De nada te sirve contratar a un influencer con 40 mil seguidores, si las personas que le siguen no son parte de tu público meta.


Otro consejo que te damos es solicitar al influencer las estadísticas de su perfil como el porcentaje de engagement, el alcance, el perfil de sus seguidores (nacionalidades, sexo, edad, etc) para tomar tu decisión final en caso de que estés valorando diferentes opciones. Te recomendamos buscar un engagement de al menos 15% para micro influencers y al menos un 2% en influencers grandes.


TIP: Puedes usar herramientas como esta para ingresar el perfil del influencer que estás valorando y ver algunas de sus estadísticas.


Una vez que estás listo para establecer la alianza, deberás pensar en cuál será la naturaleza del contrato: ¿será por medio de pago en efectivo o depósito bancario, por canje o una mezcla de ambos? ¿qué deberá hacer el influencer a cambio? ¿hará solo un par de historias, realizará posteos o contenido o se convertirá en embajador oficial de tu marca?


Si puedes, pon todo esto en un contrato escrito firmado por ambas partes.


Consejos para sacarle provecho a la contratación

  1. Establecer metas e indicadores para la campaña: Toda alianza tiene que ser guiada por un objetivo o meta de mercadeo. A partir de esto viene todo lo demás. Asegúrate de que tienes un objetivo claro, alcanzable y medible para poder monitorear tus resultados durante y después de la campaña.

  2. Dale libertad creativa, pero guiada: Los influencers saben cuál es la mejor manera de conectar con sus seguidores. Dales tus lineamientos de marca y las indicaciones de la campaña, pero déjales espacio para que puedan hacer su parte de la mejor manera y obtener los resultados que buscas.

  3. Busca gente que realmente crea en tu producto o servicio: La idea de realizar una campaña con influencers es que sea genuina e inspire confianza, así que cuando contratas a alguien que solo está interesado en un beneficio económico, las personas que vean la campaña lo van a notar. Busca personas que compartan los valores de tu marca, tu visión y amen tu producto o servicio. Todo lo que es sincero siempre es bienvenido.

  4. Nutre tus relaciones de marca: Busca alianzas que te sirvan para el mediano y largo plazo. Si encuentras personas que se enamoren de tu marca, puedes convertirlas en embajadores oficiales o, incluso, parte de la cara de tu marca. Esta es una herramienta poderosa de promoción, y si sabes aprovecharla, puedes obtener buenos resultados durante mayores periodos de tiempo.

Los influencers no son una solución mágica a los problemas de mercadeo, pero son una herramienta poderosa para generar reconocimiento y confianza en mi marca. Si te inclinas por esta estrategia, usa lo aprendido en este artículo para obtener mejores resultados y no perder el dinero.



17 views0 comments